cultura

Está aquí: 

El municipio de San Lorenzo Guayubín posee una de la más rica historia y un gran número de personajes heroicos que se destacaron durante la Independencia Nacional, la guerra Restauradora y por la Independencia de la hermana nación de Cuba.

Guayubín fue fundado por los habitantes de las poblaciones destruidas en el año 1606, de Las Villas de Montecristi, Puerto Plata, Bayajá y Yaguana. En la actualidad, el municipio y sus distritos ostentan una población de unas 50 mil personas.

Hace alrededor doce años surgió una interesante propuesta para elevar y enriquecer la historia: “La Plaza de la Cultura y de la Amistad de los Pueblos”, donde ondearán las 12 banderas de los países que han tenido incidencia en los diferentes procesos revolucionarios de la nación.

El mausoleo, que lleva 12 años de espera por la ayuda gubernamental, se construye en la zona donde el Apóstol cubano José Martí se reunió con el dominicano Máximo Gómez, para definir aspectos específicos del programa de la Guerra por la Independencia cubana, denominado Manifiesto de Montecristi.

El director de la Plaza de la Cultura en Guayubín y defensor a ultranza de la historia local, Luis Jiménez, narró a nuestro multimedios DominicanosHoy que cuando ha recibido alguna donación para el monumento, inmediatamente compra una de las 12 banderas que integrarán la Plaza.

Jiménez reflexiona junto al equipo de este multimedios: “yo pensaba que lo más difícil sería conseguir los terrenos donde José Martí y Máximo Gómez se reunieron. Sin embargo, en 10 minutos, el empresario Freddy García los concedió. Aquí se haya la “Piedra Parida”, donde el Héroe Nacional cubano se sentó hace ya siglos. Pero, lo más importante es Guayubín es cuna de la Restauración y sitio donde se han originado muchos hechos relevantes históricos”.

Igualmente, el historiador recuerda que desde el 1997, los integrantes de la Fundación Plaza de la Cultura y Amistad de los Pueblos y diversos sectores del municipio de San Lorenzo de Guayubín vienen clamando: “como una voz en el desierto, para que el Gobierno dominicano aporte los fondos que permita la terminación de la edificación, ya que se ha ido deteriorando la parte de la instalación construida con el esfuerzo de la comunidad”.

Jiménez precisa que la fundación logró conseguir más de 30 quintales de varillas y 25 planchas de aluzinc para la obra, pero se están pudriendo expuestas a la inclemencia del tiempo.

Indicó, además, que pese a los aportes de la propia comunidad, el gobierno no ha mostrado interés en rendirles tributos a los hombres y mujeres de los países que lucharon a favor de la República Dominicana desde este lugar.

Por su parte, Héctor Ramírez, miembro de la Fundación Plaza de la Cultura, señaló que hace cuatro años atrás el levantamiento de la infraestructura tenía un costo entre RD$5 y RD$7 millones de pesos; pero, con el deterioro y el alza de los precios de los materiales de construcción se estima que para la conclusión de la obra haya que invertir entre los 15 o 20 millones de pesos.

Expuso que las organizaciones de San Lorenzo de Guayubín mantienen la esperanza de que el Estado dominicano comprenda el valor histórico del monumento y aporte los fondos para su terminación.

Entre las banderas que ondearán en el mausoleo figuran la Inglesa, en honor a Teodoro Stanley Heneken, quien diseñó las calles de Guayubín y fue coronel del ejército durante la Restauración; la francesa; la estadounidense; por los americanos que vinieron durante la gesta del 14 de junio; la española, la puertorriqueña; la nicaragüense, la costarricense, la venezolana, la haitiana por el apoyo a la Restauración y la cubana, por el gran lazo histórico y cooperación entre ambas naciones.